6 sept. 2012

Control de Alcoholemia

Va un tío por la autopista a 130 por hora,
y en eso que le empieza a perseguir un coche de la guardiasiví...
el tío se para en el arcén, y ve cómo se para delante de él el coche,
se baja un picoleto, se acerca y le dice:
.
- Señor, iba usted a 130 km por hora
cuando la velocidad máxima permitida es de 120,
¿lo sabía?
Tendré que hacerle la prueba de alcoholemia.
.
A lo que el tío responde:
.
- Bueno, no me voy a negar a soplar,
pero le aviso de antemano que daré positivo...
es que verá, trabajo en un circo
y cuando tengo que tragar y escupir fuego uso alcohol,
y quiera que no, siempre me trago algo...
pero si usted quiere soplo, aunque ya sabe que daré positivo.
.
Al mismo tiempo le señala los asientos traseros,
donde hay varias garrafas, mazas, diábolos, palos chinos, bolas...
de tó.
.
- Está bien señor, no le haré soplar,y por esta vez se librará de la multa...ha tenido suerte.
Verá, es que a mi siempre me gustó mucho el circo, desde pequeño...
¿me podría hacer usted un favor?
.
- Usted dirá.
.
- Pues me encantaría que me hiciese usted una pequeña demostración,si no es mucho pedir.

.

Dicho y hecho, el tío sale del coche,
coge sus bártulos y empieza a hacer malabares,
primero con las bolas, luego con las mazas...
mientras le mira el guardiasiví.
En esto que pasa un camión,
y el conductor se asoma por la ventanilla
tocando la bocina y gritando al guardia:

.
- HIJOS DE PUTAAAAA !!!!
QUE CADA VEZ LO PONEIS MÁS DIFÍCIL !!!!

2 comentarios:

kakiko dijo...

juaaaajuaaa!! muy bueno...espero que no sea premonitorio....jajaja!! sólo les faltan ideas....
bss

Fran González dijo...

Jajajaja si, solo nos faltaba eso, que nos hiciesen hacer malabares! jajajaj
besos