19 abr. 2012

Aprender a pedir perdón

APRENDER A PERDONAR   

Al  aproximarse a la recepción de un hotel, a un hombrele llama la   atención un ruido y al darse la vuelta a ver qué es, golpea  sin querer con el codo, el seno de una preciosa  mujer.


Apenado y sin saber qué hacer, él dice:
- Mil disculpas señorita, si su corazón es tan suave como su seno, tengo la seguridad de que me perdonará
La mujer sonriendo le responde:
- Y si su pene es tan duro como su codo, mi habitación es la 201
 
JAJAJAJAJAJAJAJAJA


¿QUÉ  CREÍAS, QUE TE IBA A DAR UNA CHARLA SOBRE EL  PERDÓN?


     y  recuerda siempre: 
SI  LA VIDA TE  DA LA ESPALDA, TÓCALE EL  CULO!!!

No hay comentarios: